Bienvenidos a mi mundo digital

¿Te cuesta aparcar? Con estos consejos y tips serás un PRO

¿Te cuesta aparcar? Con estos consejos y tips serás un PRO

Aparcar correctamente puede ser uno los de grandes dolores de muelas de muchos conductores. Es uno de los apartados en los exámenes prácticos de conducción que causa más suspensos. Incluso, personas con carnet siguen teniendo problemas para aparcar. Tanto es así, que buscar "aparcar bien" en Google da más de un millón y medio de posibles resultados.

Los consejos a tener en cuenta para aparcar bien

Las dificultades para aparcar provocan numerosas rayaduras en la carrocería del coche, que obligan al conductor a pasarle una capa de pintura para evitar contar con un vehículo con mala imagen. Algunos, incluso, ya optan por la utilización de protectores anti rozaduras para poner en el parking. Evitan golpes, pérdidas de tiempo y posibles reparaciones.

Con todo, si quieres mejorar tu técnica para aparcar, te recomendamos seguir estos consejos. Hoy en día, la tecnología está al servicio del conductor mediante cámaras de visión trasera o sensores que nos avisan cuando nos acercamos demasiado a otro coche. Sin embargo, en lo tradicional, uno de los primeros grandes secretos es medir bien el espacio para aparcar. Antes de iniciar cualquier maniobra, debemos estar convencidos de que entraremos. Con este sencillo paso, ahorraremos tiempo y posibles retenciones que solo aumentarán nuestros nervios.

A partir de aquí, debes calcular bien los puntos de referencia. El aparcamiento es un protocolo que sigue unos pasos muy concretos. Hacer mal el primer paso nos obligará a realizar maniobras extras, o bien a iniciar de nuevo todo el proceso. Mide bien la distancia con el otro coche cuando aparques en paralelo, así como el ángulo de apertura para entrar en el sitio. Nunca intentes tomar el aparcamiento como una fórmula matemática. Es cierto que hay un orden de pasos, pero un mismo aparcamiento varía en todos los sentidos en función de la situación y del lugar.

No tengamos miedo a los bordillos

En numerosas ocasiones, los conductores tienen fobia a los bordillos. Es cierto que no es recomendable tocarlos con mucha fuerza ni frecuencia ya que deforma el dibujo del neumático, pero en algunas ocasiones es necesario para meter bien el coche. En calles estrechas no te preocupes si tocas el borde de la acera: puede ayudarte a dejar bien tu vehículo y no entorpecer la circulación.

Nunca hay que perder la calma a la hora de aparcar. Cuando somos novatos y estamos interiorizando los procesos después de conseguir el carnet, podemos caer en el error de ponernos nerviosos porque la maniobra de aparcamiento no nos sale a la primera. Los de detrás pueden empezar a pitar, pero no hay que desesperarse. Todos hemos pasado por esto. Si no te sale a la primera, vuelve a empezar hasta que te salga. Lo peor es perder la calma.

Por último, intentemos ser un ejemplo. En numerosas ocasiones nos ponemos de los nervios buscando aparcamiento al ver a conductores que aparcan mal sus coches evitando dejar sitios libres. Sé un ejemplo a la hora de aparcar siguiendo estos consejos, y facilita también las cosas a los demás.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *